Y

  • Y a las cuatro en Borja. Se dice cuando ya es tarde para algo; como que se convino en juntarse en Borja a las cuatro y se faltó. Según Vergara en su 'Diccionario' nació esta frase 'por haber llegado tarde a Borja, que está en el límite de Navarra y Aragón los compromisarios de estos reinos, que en cierta ocasión, estaban citados allí a las cuatro para hacer un convenio'.
  • Y a las pruebas me remito.
  • Y a los demás que los parta un rayo.
  • Y a otra cosa, mariposa.
  • Y a pesar de todos los pesares.
  • Y a ti, ¿qué te importa?
  • ¿Y cuándo no es jueves?
  • Y el mal, para quien le fuere a buscar.
  • Y el que es panzón ni aunque lo fajen.
  • Y el que llegó de Copiapó de las mechas lo sacó.
  • Y en este mundo traidor nada es verdad ni mentira; todo es según el color del cristal con que se mira. Ramón de Campoamor
  • Y en tu casa, ¿quién son los parientes? -Los de la mujer. 
  • Y ¿es fácil?
  • ¡Y es guapa la de en medio! Lo dicen cundo van dos chicas solas.
  • Y hago de todo amor, y en amor vivo. Federico Peltzer
  • Y hay más amor en mi duda/ que en tu tibia afirmación. Amado Nervo
  • Y lo que te rondaré morena, si el guitarrón no se rompe.
  • Y lo que te rondaré, morena, si no me llevan soldado.
  • Y los celos son, amiga, humo del fuego de amor. Ruiz de Alarcón
  • Y lloraban… lágrimas de cocodrilos.
  • Y no tengáis a locura / que os descubra mi dolor, / porque la llama de amor / hablando de ella se cura. Félix Lope de Vega
  • ¡Y pensar que cuando seamos mayores a lo mejor somos tan tontos como ellos! Louis Pergaud
  • ¡Y pensar que cuando seamos mayores tendremos derecho a todo!, ¡¡y no tendremos nada!! Pedro Echarte
  • ¿Y quién dijo que el diablo no tiene hermanas?
  • Y reza mucho en la novena, pero no es buena.
  • ¿Y si escucháramos a los demás, en vez de acabar las frases en su lugar?
  • Y si no, al tiempo.
  • Y si no está satisfecho, le devolvemos el (su) dinero.
  • ¿Y si somos los mejores, bueno y qué? Ante cualquier actividad deportiva.
  • Y si un día te sientes inútil o deprimido, acuérdate de esto: Hubo un día en que fuiste el espermatozoide más rápido del grupo.
  • Y siempre ante la duda, la más tetuda. (David Sur)
  • Y sonó la flauta por casualidad.
  • Y ¿tu abuela donde está?
  • Y tú, tocándote la tripa. No haciendo nada.
  • Y viendo el tabernero que perdía, también bebía.
  • Y vuelta la burra al trigo.
  • Y ya estamos bailando cueca. Cuando todos los preparativos de un proyecto o fiesta están listos. 
  • Ya acaecido el hecho, llega tarde el consejo.
  • Ya apareció el perdido, y más valía que no hubiese aparecido.
  • Ya apareció el peine.
  • Ya apareció la burra.
  • Ya casi no hay hombres buenos ni malos, ni traidores por vocación, ni envenenadores por capricho. Hemos descompuesto al hombre, al conjunto de mentiras y verdades que antes era el hombre y no sabemos recomponerlo. Nos falta el cemento de la fe divina o de la fe humana, para hacer con estos cascotes una cosa que parezca una estatua. Pio Baroja
  • ¡Ya corrompe usté con eso! Me tiene harto de decirle siempre lo mismo.
  • Ya decía Salomón, que el buen vino alegra el corazón.
  • Ya después de diez años es muy tarde. Ya el hijo no necesita a su padre.
  • Ya el dado echado, estemos a lo que diga el dado.
  • ¡Ya empezó Cristo a padecer!
  • Ya en el veranillo, la madurez del membrillo.
  • Ya enseñaste el cobre.
  • Ya entre locos me metí, y lo que fuere de ellos será de mí.
  • Ya es duro Pedro para cabrero. = Viejo es Pedro para cabrero.
  • Ya es tarde Pedro pa cabrero.
  • Ya es viejo Pedro para cabrero. = Viejo es Pedro para cabrero.
  • Ya escampa, y llovían guijarros.
  • ¡Ya está el gato en la talega! La frase equivale a decir que se ha encontrado la solución a un asunto. 'Ya está el gato en la talega: «argonauta» es la palabra que falta para resolver el crucigrama'. Puede interpretarse en sentido literal, como el hecho de atrapar un gato y meterlo en una bolsa de tela, o sea, en una 'talega'. No obstante, pero me inclino a pensar que proceda de la jerga de germanía, donde podría significar 'descubrir un dinero oculto' o simplemente 'robar'. No se olvide que en siglos pasados se llamaba <gato> a la bolsa de piel de este o de otros animales en la que se llevaba el dinero y, también, por metonimia, al ladrón que la robaba.
  • Ya está en la Verdá. Frase que se dice en los pésames.
  • ¡Ya está la burra por el sembráu! Cuando empieza a ocurrir algo malo.
  • ¡Ya estamos bien hasta que venga madre del horno!
  • Ya estamos en Haro. Cuando se llega al fin de una labor, de un viaje, etc.
  • Ya estamos en Haro, ya se ven las luces. La frase gozó de gran popularidad en la villa y, posteriormente, en toda la comarca de la Rioja. Hay quien atribuye la frase al conductor de un servicio de viajeros, en coche de caballos, entre San Vicente y Haro, que tenía por costumbre avisar de la llegada con la citada expresión. Pero la explicación más razonable es la presentada por Enrique Hermosilla, escritor harense, que asegura que el dicho surgió en 1980, tras haber sido aprobado el 17 de abril un proyecto de iluminación eléctrica que iluminaba las calles de la villa. Los viajeros, a su paso por Haro en los trenes, repetían la citada frase. Haro fue el segundo pueblo español en gozar de semejante lujo; el primero fue Jerez de la Frontera.
  • Ya estamos, que si la abuela fuma. (Pedro Echarte)
  • Ya están las migas en la poyata, y el que se descuide no las cata.
  • Ya ha llegado San Miguel. Pastores, a la Bardena, a beber agua de balsa y a dormir a la serena. Mélida-Navarra
  • Ya has contado las hazañas de tus abuelos; cuenta ahora las tuyas, y nos reiremos.
  • Ya hecho el daño, todos lo hubiésemos evitado.
  • Ya hemos comido y hemos bebido, y no le debemos nada a ningún vecino. 
  • Ya hemos comío, ya hemos bebío. Dios le dé salud a nuestros maríos y los meta en un zarzal que ni ellos puedan salir ni nosotras podamos entrar.
  • Ya hemos salido a rondar la cuadrilla la alpargata; si sale la del zapato armaremos zaragata. Sangüesa-Navarra
  • Ya la esperanza perdida, ¿Qué queda que perder en esta vida?
  • Ya lo dice el refrán: pasa hambre el que no tiene pan.
  • Ya lo dijo Herodes: o te chinchas o te jodes.
  • Ya lo dijo un buen alcalde: en las fiestas todo de balde.
  • Ya los muertos no son nuestros, ni los vivos buenos amigos.
  • Ya los pájaros le tiran a la(s) escopeta(s).
  • Ya los perros buscan sombra.
  • ¡Ya me he sentáu en la pez! Esto decía un cura de Tudela para indicar que estaba viejo; que las piernas ya no le respondían.
  • Ya me llenaste el taco de piedritas.
  • Ya me morí, y quien me lloró vi.
  • Ya muerta la burra, vino la albarda.
  • Ya murió por quien tañían (doblaban).
  • Ya muy viejo Salomón, de un niño tomó lección.
  • Ya ni en la paz de los sepulcros creo.
  • Ya no bebo vino, porque me cuesta dinero; pero siendo de balde, echa vino tabernero.
  • Ya no es verdad que el buen paño en el arca se vende. = El buen vino no ha menester pregonero.
  • Ya no faltaba más sino que me cogiera el carro de la carne. Como el colmo de la desgracia.
  • Ya no hay fiadores: matáronlos los, malos pagadores.
  • Ya no le faltaba a ese más que hacer de Ángel, que se rompiera la maroma y que matara a un forastero. Se dice de los desdichados, y alude a la función llamada en Tudela 'La bajada del Ángel' que se celebra en la Plaza Nueva el Domingo de Resurrección, y que consiste en que un niño vestido de ángel atraviesa la plaza colgado de una maroma hasta descubrir el velo que tapa la cara de una imagen de la Virgen.
  • ¡Ya no me faltaba sino que me atropellara el carro de la carne! Como el colmo de la desgracia.
  • Ya no puede ningún pobre pretender mujer bonita, porque si le falta el cobre viene el rico y se la quita. Olite-Navarra
  • Ya no quiero más pan tuyo porque amarga la corteza, ni conversación contigo, que la que tuve me pesa. Olite-Navarra
  • Ya no soy lo que era.
  • Ya no soy quien solía ser.
  • ¡Ya paició aquello! Dicho que tiene un origen en un cuento baturro y coprogénico.
  • Ya pasado lo de atrás, lo de menos es lo demás.
  • Ya pedirán agua en el desierto… y le daremos polvorones.
  • Ya puede darme tu madre una burra con albardas, que no me caso con tú por fanfarrias y esmirriada. Cascante-Navarra
  • Ya puede ir luego a una hoya. Se dice de quien ha comido mucho y necesitará desocupar.
  • Ya pueden los oliveros echar la escalera a tierra, que la olivica es menuda, y la tarde ya pardea. Caparroso-Navarra
  • Ya puesto en la afrenta, lo mismo da recibir ciento que ciento cincuenta. Revela como los hombres virtuosos se acomodan a la ignominia o a la desventura y la poca importancia que le dan a los nuevos pesares o afrentas cuando se han recibido muchas.
  • Ya que aprendiste a cobrar, aprende también a trabajar.
  • Ya que el agua no va al molino, vaya el molino al agua.
  • Ya que la casa se quema, calentémonos en ella. = Pues la casa se quema, calentémonos a ella.
  • Ya que la casa se quema, vamos a calentarnos. = Pues la casa se quema, calentémonos a ella.
  • Ya que la montaña no viene a mí, iré yo a la montaña.
  • Ya que la montaña no viene a Mohamed, Mohamed va a la montaña.
  • Ya que lo tenía concertado, estorbómelo el verdugado.
  • Ya que me das el consejo, dame también el remedio.
  • Ya que no bebo en la taberna, huélgome en ella. Da a entender que tanto se disfruta bebiendo como viendo beber. Por extensión, se usa para hacer notar que estamos disfrutando como espectadores de lo que acontece a nuestro alrededor, sin necesidad de participar activamente.
  • Ya que no ceno, daca el pandero.
  • Ya que no eres casto, se cauto. = Ya que no seas casto, sé cauto.
  • Ya que no está limpio, que esté fresco. (Pedro Echarte)
  • Ya que no lo tengo limpito, que esté fresquito. (Pedro Echarte)
  • Ya que no seas casto, sé cauto. De sentido claro, dice que si una persona no es virtuosa, debe al menos ser discreta.
  • Ya que no virtuosa, al menos disimulada. La hipocresía como la principal de las normas de educación.
  • Ya que se quema la casa, calentémonos en ella. = Pues la casa se quema, calentémonos a ella.
  • Ya que uno dé campanada, que suene y que sea sonada.
  • Ya querría yo soñar los juegos de mi niñez, pero esos sueños son, los recuerdos de mi vejez. Pedro Echarte
  • Ya sabe el hombre comer pan con corteza.
  • Ya sabes que te he querido, que te he querido y te quiero, pero casarme contigo ¡límpiate, que estás de huevo! Olite-Navarra
  • Ya se arreglará.
  • Ya se ha pasáu el verano, ya se nos ha echáu el frío, por eso las de mi pueblo se han echáu todas abrigo. Ablitas-Navarra
  • Ya se han acabáu las fiestas, y se marchan los gaiteros; las mozas se quedan tristes y los mozos sin dineros.
  • Ya se han ido mis amores a la llanada a segar; ¡oh, quién fuera tabernera un día en cada lugar! Estella-Navarra
  • Ya se han soleáu los melones. Eso dicen en Tudela por burla cuando ven juntos varios calvos.
  • ¡Ya se le ha hecho lo que se ha podido!... Frase que se dice en los pésames.
  • Ya se le ha ido la pez al culo. Ya está viejo; anda trabajosamente.
  • Ya se murió el borrico y quien lo arrea.
  • Ya se murió el emprestar, que le mató el mal pagar.
  • Ya se pasó ese tiempo en que andaba el culo al viento; hase mudado, y todos lo traen tapado.
  • Ya se va el sol por los altos, la gente por los caminos, y en este maldito tajo siempre estamos los últimos. Olite-Navarra Es canción de jornaleros y alude a un propietario que hacía trabajar a sus peones más de lo debido.
  • Ya solo el viento puede marcar tu rumbo, te falló la máquina, pero ahora tienes tus propias alas. Ya siempre serás libre y nada puede detenerte. Vuela, hacia donde te guíe tu espíritu y busca tus sueños en el Universo.
  • ¡Ya te has caído chaquetón! Frase de Tudela Ya lo has fastidiado.
  • ¡Ya te vale!
  • Ya tengo ganas que bajes, pastora, del monte al llano, pa contarte las tristezas que he pasado este verano. Olite-Navarra
  • Ya va el galgo cerro arriba, harto de corteza y miga.
  • ¡Ya verás; ya verás! Por mi calle pasarás. = Arrieros somos y en el camino nos encontraremos.
  • ¡Ya veremos!
  • Ya viene el pastor del monte y no coge por la puerta y le dice su mujer: abaja los cuernos y entra. Olite y Peralta-Navarra
  • Ya viene febrero, que se lleva la oveja y el carnero. 
  • Ya viene  mayo por esas cañadas, espigando los trigos y granando cebadas.
  • Ya vienen las de Chumillas, por el otro 'lao' del cerro, retozando con el cura y echándole cuatro pedos. Chumillas-Cuenca
  • Ya vienen los dos hermanos, Moquita y Soplamanos.
  • Yagua que está para uno, no hay vaca que se la coma ni isleño que la recoja. Yagua es la hoja de la palmera muy utilizada en toda Cuba, para la elaboración de techos o para la alimentación del ganado.
  • Yantar aquí es un encanto, si tomas “duelos y quebrantos”.
  • Yantar queso de oveja y vino manchego beber, es un placer.
  • Yantar sin vino, convite canino.
  • Yantar tarde y cenar cedo, sacan la merienda de en medio.
  • Yedra que no se pega al muro, tiene mal futuro.
  • Yegua cansada, prado halla. = Yegua parada, prado halla.
  • Yegua parada, prado halla. Da a entender que las adversidades suelen traer y sugerir las alternativas que felizmente acaban con ellas. Se emplea por ejemplo para tranquilizar y animar a quien atraviesa un mal momento.
  • Yegua que no has de montar, de tu paja ni cantar.
  • Yemas de abril, pocas al barril.
  • Yendo las mujeres al hilandero, van al mentidero. Refrán que critica a las mujeres, tachándolas de chismosas y poco trabajadoras.
  • Yendo y viniendo, hay quien se queda durmiendo.
  • Yendo y viniendo, lo que había de ser va siendo.
  • Yendo y viniendo, vamos viviendo. 
  • Yendo yo caliente, ríase la gente. = Ande yo caliente, y ríase la gente.
  • Yerba de ayer, secándose al sol.
  • Yerba mala nunca muere.
  • Yerba mala nunca muere y si muere no hace falta.
  • Yerno, sol de invierno, sale tarde y pónese luego.
  • Yernos y nueras, en las afueras.
  • Yerra, y no poco, el que discute con un loco.
  • Yerro es ir de caza sin perro.
  • Yerro es no creer, y culpa creerlo todo. = Extremo es creer a todos, y yerro no creer a ninguno.
  • Yerro es tomar lo que no podrás tornar.
  • Yerro es tomar oficio ajeno y dejar el propio.
  • Yerros de amor, dignos son de perdón.
  • Yerros por amores, merecen mil perdones.
  • Yeso y cal, cubre mucho mal.
  • Yeso y capa mucho tapan.
  • Yira… yira. (el mundo sigue girando)
  • Yo a buenas y vos a malas: no puede ser más negro el cuervo que sus alas. = No puede ser más negro el cuervo que sus alas.
  • Yo a vos por honrar, vos a mí por encornudar. Mientras que una persona se muestra generosa con otra, ésta sólo le corresponde con ingratitud. Así, el refrán critica a los desagradecidos.
  • Yo al panal sacara, si las abejas no picaran.
  • Yo como tú, y tú como yo, el diablo nos juntó. Sólo al diablo se le puede ocurrir juntar en matrimonio a personas de características igualmente ruines, que es lo que les ha sucedido a los actores del refrán. También se emplea para referirse en general a la tendencia de las personas a juntarse y relacionarse con sus iguales.
  • Yo con Fulano me trato lo justo: adiós, adiós; buenos días, buenos días.
  • Yo con los ricos: cuando menos si fuman, te echan el humo. Frase  tudelana llena de humor y de ironía.
  • Yo conocí a un don Manuel que era un hombre muy cabal, que se metió en un querer y acabó en el hospital. Tudela-Navarra
  • Yo conozco el cebo de mi ganado.
  • Yo creía que me moría.
  • Yo declaro que la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte. Platón 
  • Yo dígole que se vaya, y abájase las bragas. Alude a las personas que hacen lo contrario de lo que se les ha pedido.
  • Yo diría, con Lorenzo de Médicis, que quienes no esperan otra vida están muertos también para la presente. Eckermann
  • Yo dueña y vos doncella, ¿quién barrerá la casa? Aconseja que cada persona se dedique a las tareas propias de su categoría o condición y, al mismo tiempo, critica a quienes pretenden delegar en otras sus obligaciones.
  • Yo duro y vos duro, ¿quién llevará lo maduro? Señala la dificultad que encuentran dos personas obstinadas y perseverantes de llegar a acuerdos en los negocios o en otras cuestiones y actividades humanas.
  • Yo fui malo y ella buena, la hice pecar y pecó; ella se muere de pena y de sentimiento yo.
  • Yo guiso la comida y otro se lleva la propina.
  • ¿Yo hacer eso? Primero me voy a recoger cagajones.
  • Yo he hecho lo que he podido, y la fortuna lo que ha querido.
  • Yo he visto algunas veces lo que el hombre ha creído ver. Arthur Rimbaud
  • Yo la mato, y tú la tienes en el plato.
  • Yo le digo que él se vaya, y él descálzase las bragas. = Yo dígole que se vaya, y abájase las bragas.
  • Yo lo que digo, es, que las pasas no son higos.
  • Yo mando a mi gato y mi gato manda a su rabo. Critica, irónicamente a las personas que siempre delegan en otras las tareas que a ellas se les han encomendado.
  • Yo me albardaré y el pan de todos me comeré. Refrán puesto en boca de la persona que da prioridad a la consecución de sus objetivos por encima de la opinión que los demás se vayan forjando de él.
  • Yo me atraco de jamón, y el envidioso sufre la indigestión.
  • Yo me enderezaré como el abadejo, en el fuego.
  • Yo me era negra y vistiéronme de verde. Alude a la persona que en su afán de mejorar algo lo empeora.
  • Yo me morí, y ¡qué cosas vi!
  • Yo me quejaba porque no tenía zapatos, hasta que conocí a un hombre que no tenía pies. Proverbio árabe
  • Yo me voy a disfrazar de sardineta, una mano en el chocho, otra en la teta.  Disfraz para los carnavales.
  • Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo. Voltaire
  • Yo no haría eso ni por un cuto.
  • Yo no he sido, ha sido mi primo Moisés, que es tonto de la cabeza a los pies.
  • Yo no lo entiendo, que tanta gente de bonete donde mete.
  • Yo no llamo malvado propiamente al que peca, sino al que peca sin remordimiento. Leopardi
  • Yo no sé bailar, pero me sacan mucho.
  • Yo no sé hacer empanadas, pero sé donde las hacen buenas.
  • Yo no sé que me han hecho tus ojos.
  • Yo no sé quién fue mi abuelo; me importa mucho más saber qué será su nieto. Abraham Lincoln
  • Yo no siento que mi marido juegue, sino que pierda.
  • Yo no soy quien hizo las cosas que hice ayer, sino el hombre que fui ayer. Eleuterio Manero
  • Yo no soy un hombre, soy un campo de batalla. Friedrich Nietzsche
  • Yo no tengo padre ni madre, ni perro que me ladre.
  • Yo no tengo padre, yo no tengo madre, yo no tengo a nadie que me quiera a mí.
  • Yo nunca olvido una cara, pero en su caso haré una excepción. Groucho Marx
  • Yo nunca pienso en el futuro; llega demasiado aprisa. Albert Einstein
  • Yo para ser feliz quiero un camión. Loquillo y los Trogloditas
  • Yo pensaba, yo creí, yo imaginé. Son hijos de Doña Ignorancia y de Don Tiempo Perdido.
  • Yo por ti, tú por otro, y no por mí.
  • Yo que callo, bien en mis adentros hablo.
  • Yo que callo, piedras apaño.
  • Yo que la buscaba, y ella que no se quiso esconder, se juntaron el hambre con las ganas de comer.  
  • Yo que me callo, me quedo sin gallo.
  • Yo que me callo, piedras apaño. = Quien calla, piedras apaña.
  • Yo que no duermo, a todos doy mal sueño.
  • Yo que se lo proponía, y ella que lo apetecía.
  • Yo satisfecho, todo el mundo satisfecho.
  • Yo sé dónde me aprieta el zapato. Proviene de una historia que refiere Plutarco: 'Había un romano repudiado a su mujer, y le hacían cargos sus amigos, preguntándole: ¿No es honesta? ¿No es hermosa? ¿No es fecunda? Y él, mostrando el calceo o calzado, les contestó: ¿No me viene bien? ¿no es nuevo? Pues no habrá entre vosotros ninguno que acierte en qué parte del pie me aprieta'.
  • Yo sé que me sé, y desto callarme he. Contundente respuesta de quien es presionado para que revele alguna información, generalmente negativa y referida a otra persona, que él considera incomunicable.
  • Yo solía tener una vida. Luego me compré un modem. Ahora la gente según llega a casa lo primero que hace es coger el ordenador.
  • Yo sólo lo hago en mi moto. Canción de la transición.
  • Yo sólo sé que no sé nada. Sócrates
  • Yo soy como aquella piedra que está en medio de la calle: todos tropiezan con mí, yo no me meto con nadie. Olite-Navarra
  • Yo soy Duero, que todas las aguas bebo; si no es a Guadiana, que se va por tierra llana.
  • Yo soy Duero, que todas las aguas bebo; si no es a Guadiana, que se va por tierra llana, y a Ebro, que no lo veo, y a Guadalquivir que nunca vi.
  • Yo soy el amo la burra y en la burra mando yo cuando quiero digo ¡arre! cuando quiero digo ¡so! Olite-Navarra
  • Yo soy la que hiedo, que no el atún que vendo.
  • Yo soy lana y vos me laváis.
  • Yo soy mi prójimo. Terencio
  • Yo soy tuyo y tú eres mía; de ello puedes tener la certeza. Tú estás encerrada en mi corazón; la llave se ha perdido y deberás quedar dentro eternamente. Vezner von Zegernsee
  • Yo soy un ciudadano, no de Atenas o Grecia, sino del mundo. Sócrates
  • Yo soy una parte de todo aquello que he encontrado en mi camino. Alfred Tennyson
  • Yo te castigaría, si no estuviese lleno de ira.
  • Yo te enseñé a mear, y tú me quieres ahogar.
  • Yo te hice y tú me enseñas.
  • Yo te perdono el mal que me has hecho por lo bien que me sabes.
  • Yo te quiero mucho porque a tu lado encontré la forma de volver a quererme. Attila Jozsef 
  • Yo tengo un burro pequeño valiente ¡no digo nada! lleva tres hombres a pie y dos alforjas sin nada. Sangüesa-Navarra
  • Yo tengo un pasado muy negro. Michael Jackson
  • Yo tengo una pena, pena, pena que me está matando; se la contaré a la tierra cuando me estén enterrando. Peralta-Navarra
  • Yo trato de privarme de ideas. Todos los días me quito alguna, pero siempre me quedan demasiadas. Agustín García Calvo
  • Yo tuve una buena novia allá en Alcalá de Henares; la dejé porque tenía un pie chico y otro grande. Alcalá de Henares-Madrid
  • Yo vivo para descansar y descanso para vivir.
  • Yo y el otro, nos pedimos perdón el uno al otro.
  • Yo ya no comería.
  • Yo, yo, y siempre yo. Frase con que se alude burlonamente al egoísta.
  • Yunta buena, o yunta mala, el buen arador bien ara.